Fotografía Infantil y de Familia

Desde el primer momento que lo vemos en la ecografía, para nosotros ya es el bebé más bonito del mundo. Recién nacido, es una maravilla, el milagro de la vida. Pero, ¿qué me dices cuando tiene apenas unos meses? ¡Ahí está para comérselo! Los primeros meses de vida el recién nacido tiene un brillo especial y hay que aprovecharlo, porque los bebés crecen rapidísimo. Y ahí entramos nosotros, hay aprovechar esa belleza y capturarla para tener un recuerdo imborrable.

Contamos con una larga experiencia en este tipo de fotografías, para saber coger al bebé en su mejor momento, cuando se encuentra más tranquilo, relajado y cómodo. Lo ideal será hacer las fotografías en casa, porque si es muy pequeñito estará más tranquilo, ¡y si ya es más mayor estará en su salsa! Sin embargo, tú decides dónde las hacemos, en el estudio, en el parque, en el campo…

Pero no solo hablamos de bebés, no puedes dejar escapar la oportunidad de realizar un reportaje fotográfico con toda la familia: abuelos, primos, padres… Dejar aflorar los sentimientos y el compañerismo que caracteriza a la familia y poder capturarlo con la cámara.

¡Consigue unos recuerdos familiares para toda la vida!

¿Te gustaría conocernos mejor y ver cómo trabajamos?

Pide presupuesto